El consumo siempre puede generar riesgos para la salud. El nivel de gravedad de los riesgos es variable, dependiendo de distintos aspectos tales como: las características personales, estaciónales, las características de la sustancia, antecedentes de salud, etc.